Viedma.- (APP) A excepción de los dirigentes de Cambiemos, dirigentes de distintos partidos y hasta el gobernador Alberto Weretilneck se manifestaron en contra en Río Negro del nuevo reglamento para las fuerzas de seguridad que habilita a disparar hasta por la espalda y sin dar la voz de alto. También la diputada nacional María Emilia Soria presentó un Recurso de Amparo solicitando que se declare la nulidad del Decreto 956/2018 del Ministerio de Seguridad de la Nación que habilita esto y se vuelva a la situación anterior a la sanción del mismo.

“El decreto 956/2018, que fue presentado esta semana por la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich como un nuevo reglamento para las fuerzas de seguridad, lo que hace en realidad es flexibilizar y ampliar el uso de las armas de fuego por parte de los agentes de las fuerzas de seguridad autorizándolos a disparar hasta por la espalda y sin dar la voz de alto”, dijo Soria.

Afirmó que se afectan gravemente “derechos y garantías constitucionales plasmados en los artículos 18, 31 y 75 inciso 22 de nuestra Constitución Nacional; y se violan las incumbencias del Poder Legislativo (artículo 75) ya que se hacen modificaciones en la normativa penal, que le están expresamente vedadas al Poder Ejecutivo y que son competencia exclusiva del Congreso nacional”.

Mencionó que esta nueva “filosofía” de mano dura que promueve el gobierno no mejora la seguridad, sino al contrario, pone en riesgo la vida de cada persona que circule por nuestro territorio, haya cometido un delito o no. “Este nuevo avance represivo, violatorio de derechos humanos fundamentales, pone en práctica la pena de muerte, a criterio policial y mediante el uso improvisado de armas de fuego”, concluyó.