El hijo del empresario detenido llegó pasadas las 6 de la mañana al Aeroparque metropolitano, luego de que ayer se presentara en el juzgado federal de Río Gallegos (Santa Cruz) para hacer saber que estaba a disposición de la justicia, e informar que tenía pasajes para volar a la Ciudad de Buenos Aires durante la madrugada.

A las 7.20 de esta mañana Martín Báez llegó finalmente a los Tribunales de Comodoro Py, antes de que se venciera el plazo estipulado por la Justicia, pautado para las 8, y así evitar su detención.
Hoy la Justicia debería definir su situación procesal.
Los jueces del TOF 4, Néstor Costabel, Gabriela López Íñiguez y Adriana Palliotti, habían advertido que ordenarían su encarcelamiento si no se presentaba -y le dieron tiempo hasta las 8 de hoy-, pero no resolvieron aún un pedido de detención que había formulado el fiscal del juicio en diciembre, luego de que se detectara que había retiró dinero de cuentas sus bancarias, burlando la inhibición judicial.
En el pedido de detención, el fiscal Córdoba había recordado que sobre Martín Báez pesaba un embargo de más de 10 millones de pesos y que sin embargo siguió 'con la articulación y ejecución remota de complejas y millonarias maniobras' que le permitieron eludirlo.
La intimación a Martín Báez ocurrió en el marco de la reanudación del juicio oral que se le lleva adelante contra Lázaro Báez, sus cuatro hijos y una veintena de procesados, por lavado de dinero ilegal fruto de irregularidades en la obra pública en Santa Cruz durante el kirchnerismo.
En particular se investigan maniobras multimillonarias de lavado de activos a través de empresas off shore, cuentas en el exterior y compra de bonos.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original