• La inteligencia artificial llega a los móviles para mejorar sus funciones y adaptarse mejor a tus hábitos de uso.
  • Los portátiles también se beneficiarán de la optimización en su funcionamiento que aporta la inteligencia artificial.
  • La inteligencia artificial no se limitará a los dispositivos portátiles. Coche y hogar serán los grandes beneficiarios que están por llegar en los próximos años.

Todo el mundo habla de la inteligencia artificial y muchos usuarios lo ven como un concepto lejano, casi de ciencia ficción. No obstante, la inteligencia artificial ya se encuentra integrada en muchos dispositivos y millones de usuarios interactúan con ella a diario.

¿Cuántas veces has empezado a escribir una búsqueda en el navegador de tu móvil y él te ha sugerido la búsqueda completa, o has consultado cómo llegar a un determinado lugar y tu móvil te ha encontrado la ruta más rápida? Esos son solo algunos supuestos en los que la inteligencia artificial ya está presente en el uso que hacemos del móvil a diario.

La inteligencia artificial que mejora el funcionamiento de tus dispositivos ya está aquí

Estos servicios de inteligencia artificial siempre han estado vinculados a una conexión con la nube. La nueva generación de procesadores neurales integrados en móviles y portátiles permite cortar ese cordón umbilical que une el dispositivo con la nube y baja la inteligencia artificial a los dispositivos: llega la inteligencia artificial local.

Inteligencia artificial en tu móvil, así mejora el uso diario

Hablar de inteligencia artificial en un móvil ya no solo se limita a aquellos servicios que utilizan las conexiones con la nube para obtener las respuestas que el usuario necesita. Los móviles de última generación, como los recientes Huawei Mate 20 Pro, integran un hardware lo suficientemente potente como para poder hacer frente a las necesidades de procesamiento que requiere la inteligencia artificial gracias a su doble procesador neural.

Una de las características básicas de la inteligencia artificial integrada en los móviles es su capacidad de captar patrones y tendencias de uso aprendiendo de los hábitos del usuario. Continuando con el ejemplo del Huawei Mate 20 Pro, la gestión de recursos del dispositivo se personaliza de forma exclusiva en base a los hábitos de cada usuario, no utilizando una estimación general como hasta ahora. El resultado más inmediato y notable es una mayor duración de la batería.

Leer más: Bill Gates apoya el fin del trabajo gracias a la IA

No es la única ventaja de integrar inteligencia artificial en los móviles. Gracias al “aprendizaje” de tus hábitos, el dispositivo puede optimizar el uso del espacio de almacenamiento y del sistema operativo proporcionando un funcionamiento más eficiente y fluido durante más tiempo.

La inteligencia artificial aplicada a la fotografía es, probablemente, la característica más mediática de la nueva generación de móviles de Huawei equipados con inteligencia artificial local. No es para menos ya que sus resultados son impresionantes.

Así cambia la experiencia de uso la Inteligencia Artificial del Mate 20 y Mate 20 Pro

Su funcionamiento consiste en analizar la escena que se quiere fotografiar, detectando los elementos que aparecen en ella y su posición. En base a ese análisis, la inteligencia artificial ajusta los valores de configuración de la cámara, e incluso propone la composición ideal para que los elementos de la foto se ajusten a la regla de los tercios. El resultado son fotos de calidad profesional, incluso aunque no tengas ni la más remota idea de fotografía.

Portátiles con inteligencia artificial, mucho más que una voz tras la pantalla

Durante los últimos años los ordenadores también se han beneficiado de la llegada de la inteligencia artificial de una forma similar a como lo han hecho los smartphones: optimizando su funcionamiento para obtener el máximo rendimiento de sus prestaciones.

Leer más: 15 proyectos de la Unión Europea que demuestran cómo la Inteligencia Artificial puede mejorar tu vida

Durante 2019 se presentarán nuevos modelos de portátiles con una inteligencia artificial no tan orientada a la interacción directa con el usuario como es el caso de Cortana integrada en Windows 10, sino que su objetivo será trabajar en segundo plano para optimizar el funcionamiento del portátil adaptando sus prestaciones a tus hábitos de uso.

Esta inteligencia artificial integrada en los portátiles tiene como principales ámbitos de trabajo el rendimiento del procesador, el rendimiento gráfico y la autonomía de la batería.

¿La forma de lograrlo? Una vez más, aprender los hábitos del usuario detectando patrones y tendencias de uso para reducir el consumo de recursos del ordenador en los elementos que apenas usa, para aumentar el rendimiento en los que realmente necesita.

La inteligencia artificial que mejora el funcionamiento de tus dispositivos ya está aquí

Además, la inteligencia artificial también se encargará de gestionar la refrigeración de los portátiles, uno de los factores clave en la fiabilidad y la durabilidad de los componentes internos del portátil.

De ese modo, el usuario solo tiene que centrarse en usar el ordenador para ser productivo, y dejar el mantenimiento y la optimización del ordenador a su asistente inteligente integrado.

Un futuro más seguro y eficiente

La inteligencia artificial no solo es capaz de mejorar el rendimiento de los dispositivos portátiles también abre la puerta a un futuro lleno de oportunidades para mejorar el funcionamiento de muchos otros dispositivos que actualmente tienes a tu alrededor. Una de las áreas más ambiciosas en ese sentido es el desarrollo de coches más inteligentes.

Leer más: Lecciones de inteligencia artificial para coches: así enseña Mercedes a ver a su coche autónomo

No solo se trata de los coches autónomos que ya se están probando de forma experimental en las calles de algunas ciudades pero que todavía tardarán una década en alcanzar una implementación real. La inteligencia artificial ya está en disposición de integrarse en los modelos que llegarán al mercado de forma inminente.

Estos vehículos no solo permitirán establecer las rutas más eficientes gracias a la inteligencia artificial, como en el caso de los móviles y portátiles, los coches con inteligencia artificial integrada serán capaces de aprender los hábitos de uso y, en función de las características de la ruta y del estilo de conducción del usuario, variar por sí mismos los mapas de potencia y consumo del motor (eléctrico o de combustión, eso ya lo dejamos a tu elección) para optimizar la autonomía y una conducción más divertida, eficiente y segura.

La inteligencia artificial que mejora el funcionamiento de tus dispositivos ya está aquí

La sensorización del hogar es una tendencia cada vez más en alza. La integración de estos sensores en electrodomésticos y todo tipo de dispositivos del hogar provee a la inteligencia artificial de su materia prima favorita: los datos.

Combinando y gestionando estos datos, la inteligencia artificial aplicada a los hogares conectados y al Internet de las cosas (IoT) puede hacer  más cómoda la vida a los inquilinos de la casa.

Frigoríficos que detectan cuando se ha terminado un determinado producto y lo añade a la lista de la compra e incluso lo compra directamente, lavadoras que detectan la cantidad y tipo de ropa que se ha cargado y selecciona el programa más eficiente para reducir los consumos de agua y electricidad o sistemas de luces y calefacción que consiguen reducir la factura energética apagándose cuando no hay nadie en la estancia.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la inteligencia artificial, más allá de ser algo lejano y que solo existe en las películas de ciencia ficción, ya está mejorando (o mejorará en muy poco tiempo) la experiencia de uso de todo tipo de dispositivos.

[Ofrecido por: Huawei]

Fuente: Bussines Insider >> lea el artículo original