07/02/2019 -

Por lo general, la financiación con la que trabajan los comercios es con tarjetas de crédito y financiamiento propio.
En este último caso, se puede tomar un anticipo y de allí, se financia el resto.
Lami Hernández agregó que en el caso de ese negocio, 'nosotros seguimos con 24 cuotas fijas y en pesos, lo cual significa que si empezamos cobrando $1.000 la primera cuota, la número 24 la va a pagar exactamente igual'.
En otro negocio, indicaron que para una moto de $24.000 si el cliente entrega por ejemplo $10.000, el resto se puede financiar en 18 o 24 cuotas de $1.375 o $1.768, según el caso a través de tarjetas de crédito.

Fuente: El Liberal >> lea el artículo original