Conquistadores pseudo románticos del mundo, os traigo un mensaje.
Vosotros que en San Valentín vivís el amor a full y a pesar de buscar insistentemente la originalidad solo recibís calabazas, debéis saber que os estais equivocando.

No es lo mismo regalar algo para morirse del gusto que con gusto matar al que te regala mierdas cosas malas.

No todas las criaturas de la tierra nacimos con el buen gusto en el ADN.
Para aquellos despistados que se siguen preguntando por qué regalar un ramo de cilantro no es buena idea si es algo útil, os traigo 5 de los peores regalos de San Valentín y una explicación de por qué fueron un fail (por si acaso no es evidente)

¿Te ha quedado claro? Es fácil.
Para el siguiente regalo no busques ser demasiado original, solo piensa en tu pareja y cuida los detalles… Y si la cosa falla, bueno, ya te buscaremos a alguien igual de patoso para el siguiente San Valentín.

Fuente: Noddus Trends >> lea el artículo original