La filial local del gremio docente Unter expresó su repudio por el ataque incendiario que sufrió el histórico colegio de la ESRN N° 9 y CEM N° 86, expresando la solidaridad de la comisión directiva del sindicato con las comunidades educativas. Además, instaron 'a las autoridades del CPE a dar respuestas a la situación de desprotección ante la cual están expuestos los edificios escolares educativos en nuestra ciudad'. Desde el gremio indicaron que esa situación fue señalada 'en reiteradas ocasiones a través de notas y encuentros'. El gremio también pidió que se garantice a los estudiantes y docentes afectados la continuidad de sus trayectorias escolares y laborales. Respecto a esto, en la recorrida que realizó el mismo día del ataque el gobernador Alberto Weretilneck afirmó que ambas comunidades educativas serán trasladadas a fin de garantizar el incio del ciclo lectivo a tiempo. Además, ayer se anunció que está en marcha el expediente que permitirá una 'refacción total' del edificio.

El gremio consideró que fue un hecho 'gravísimo' y remarcó que el mismo 'es la cúspide de una cadena de actos vandálicos que tuvieron lugar en varios establecimientos educativos de nuestra ciudad durante el receso escolar'.

'Bronca, tristeza e impotencia son los sentimientos que nos atraviesan. Especialmente cuando la Escuela Pública sufre el accionar vandálico de aquellos que no son conscientes de un obrar destructivo, descalificatorio de lo público y que lamentablemente termina siendo funcional a los sectores enemigos de la Educación Pública. Sabemos y defendemos el principio de derecho social de la Educación, la responsabilidad indelegable del Estado por su garantía y concreto ejercicio. También debemos hacer saber que proteger los espacios educativos, donde se desarrollan estos derechos, es responsabilidad de toda la comunidad educativa. Atacar a la escuela pública es atacar el presente y futuro, el propio y el de futuras generaciones. Esto nos debe hacer reflexionar sobre el compromiso que tenemos como ciudadanos, las acciones que ello implica las cuales entre otras demandan también exigir un Estado presente, que respete y garantice derechos' remarcaron.

Desde Unter tambièn destacaron el trabajo realizado por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y Personal de la Policía de Río Negro: 'La intervención de estos servidores del orden público determino que no se vean afectadas más dependencias de los Establecimientos Educativos y fundamentalmente que ninguna vida se vea comprometida' señalaron.(ANR)

Fuente: ANR >> lea el artículo original