Las noticias que se han ido conociendo a lo largo del año acerca de Facebook' href='https://www.antena3.com/temas/facebook-1' target='_blank'>Facebook y sus problemas con la privacidad no le han pasado factura a la red social, que cuenta con 2.320 millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo.

Son ya cuatro de cada diez usuarios los que dicen que se han tomado una pausa con la red social pero la plataforma sigue creciendo cada año porque son muchos los que tienen un hábito establecido y en ocasiones abandonar Facebook puede resultar costoso.

Los expertos están estudiando ahora los beneficios de dejar la red social y han llegado a la conclusión de que pasar un tiempo sin visitar la red social puede tener consecuencias bastante inmediatas como la posibilidad de pasar más tiempo con amigos y familiares y tener menos conocimiento sobre la actualidad política, lo que implica menos afinidad con algunos partidos. Además, dejar las redes sociales puede influir también en nuestro estado de ánimo y nuestro grado de satisfacción con la vida.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de Nueva York ayuda a aclarar el debate sobre la influencia de Facebook en el comportamiento, el pensamiento y el grado de afinidad política con ciertos partidos de sus usuarios.

Incluso antes de que se conociera que Facebook había compartido datos de sus usuarios sin su consentimiento, los expertos ya debatían sobre cómo la plataforma había cambiado su vida diaria. Un grupo de psicólogos ha defendido que el uso de Facebook y otras redes sociales está relacionado con la angustia mental, especialmente en adolescentes. Otros han comparado el uso habitual de Facebook con un trastorno mental, llegando incluso a compararlo con la drogadicción.

Ahora este nuevo estudio, que todavía no se ha revisado, y que ha sido financiado por la Fundación Alfre dP. Sloan, tiene los hallazgos más sólidos con los que se cuentan hasta la fecha.

Para llevar a cabo dicho estudio, los investigadores reclutaron a usuarios de la red social mayores de 18 años y que pasaran un mínimo de 15 minutos al día en la plataforma. Alrededor de 3.000 personas aceptaron la tarea de completar extensos formularios acerca de sus rutinas diarias, de sus creencias políticas y su estado de ánimo en general.

A la mitad de los participantes se les eligió para que cancelaran su cuenta de Facebook durante un mes a cambio de una compensación económica de unos 100 dólares. Durante este tiempo, se preguntaba a los participantes por su estado de ánimo y se analizaba en tiempo real cuál era el efecto de utilizar o no la red social.

Una vez que acabó este mes, los participantes tuvieron que responder a nuevas encuestas que evaluaban sus cambios de humor, de conciencia política o sus actividades diarias.

Algunos participantes explicaron que no habían apreciado los beneficios de la red social hasta que se desconectaron: 'Lo que me perdí fueron mis conexiones con la gente, pero también la transmisión de eventos en directo, especialmente de política', explicaba un participante, que indicaba que le gustaba 'tener un lugar donde conseguir toda la información que quería'.

Sin embargo, otros participantes aseguraron que dejar Facebook les había hecho ganar alrededor de una hora de tiempo libre al día que pudieron invertir en estar con familiares y amigos. Pero no todo fue como los investigadores pensaban: se creía que los participantes aprovecharían su hora libre para estar con gente, pero muchos dedicaron ese tiempo a ver la tele.

Respecto a la política, este estudio determina que Facebook es una importante fuente de información para los usuarios porque las personas que dejaron la red social tuvieron un menor conocimiento sobre la actualidad política. 'Los hallazgos sobre conocimiento político sugieren que Facebook es una importante fuente de noticias', explica uno de los investigadores, que considera que este no es un hallazgo trivial por la polarización. 'Puede ser que ver muchas noticias y política en Facebook tienda a polarizar a la gente, pero una vez fuera de la red social, no significa que usen su tiempo libre para leer la prensa', explica un investigador.

Aunque el resultado que probablemente más sorprendió a los investigadores es que quienes dejaron Facebook durante un tiempo tuvieron un ligero cambio en su estado de ánimo y su nivel de satisfacción con su vida, lo que da motivos para pensar que el uso habitual de las redes sociales puede causar ansiedad.

Fuente: Antena3 >> lea el artículo original