La Liga española se ha convertido en patrocinador de la Copa Davis.
El equipo de Kosmos, que ha adquirido la explotación de la mítica competición, ha firmado un acuerdo con la competición española para que forme parte de las empresas colaboradoras del torneo, que se celebrará en Madrid este año y el que viene.
Detrás de la operación está Gerard Piqué, presidente de Kosmos y uno de los personajes principales en el nuevo formato que no encanta a muchos tenistas.

La entrada de la liga puede no ser del agrado de muchos tenistas, que han mostrado sus reservas recientemente ante la entrada del fútbol en su deporte.
El más discrepante ha sido Lleyton Hewitt, que estos días se ha quejado de la llegada de Piqué al tenis y ha asegurado que el central del Barcelona no tiene ni idea de su deporte.

'Es un orgullo para nosotros haber podido alcanzar este acuerdo con LaLiga por el inmenso e innovador potencial de sus modelos de márketing y patrocinio', explica en la nota de prensa Javier Alonso, CEO de Kosmos.
'El acuerdo de patrocinio con LaLiga es altamente innovador para la Davis Cup.
Ampliará nuestras posibilidades de llegar a más aficionados mientura consumen otros deportes.
A medida que el tenis crece y evoluciona, es necesario que nuestra competición llegue a nuevos fans a través de nuevas fórmulas', ha añadido David Haggerty, presidente de la ITF

“Para LaLiga este acuerdo con Kosmos Tennis supone una oportunidad de asociar nuestra marca y la de nuestros clubes a un referente del deporte y el entretenimiento a nivel mundial', ha expresado por parte de LaLiga Óscar Mayo, director de desarrollo internacional.

El acuerdo se ha firmado para cuatro años y es efectivo desde ya, porque de hecho, en este fin de semana, se disputará una ronda de clasificación por todo el mundo en la que ya estará presente el logo de LaLiga.