A partir de 2019, los solteros sin hijos que perciban un salario superior a $ 38.301,85 netos pasarán a pagar Ganancias, mientras que los casados tendrán que abonar ese impuesto en el caso de que ganane más de más de $ 50.667,76.

El Gobierno, a través del índice RIPTE, informó un incremento interanual de los salarios formales del 28,29 por ciento.
Este indicador se utiliza para actualizar el mínimo no imponible y las deducciones del impuesto a las Ganancias del año entrante.

El mínimo no imponible para los solteros sin hijos es de $ 29.855,68 y para los casados con dos hijos, de $ 39.494,71.

Cabe destacar que aquellos trabajadores que perciban subas de ingresos superiores al 28,29 por ciento tendrán mayores retenciones por Ganancias; esto significa que en el caso de que consigan un aumento salarial, tributarán más.

Según datos oficiales -hasta julio-, tributaron Ganancias 1.939.994 trabajadores, jubilados y autónomos en este año.
Mientras que los que se encuentran en relación de dependencia pasaron de 1.075.162 en julio de 2015 a 1.638.433 en igual mes de 2018.

Fuente: Vía País >> lea el artículo original